28 mayo 2006

Investigación

Ahora que ya me queda poco para dejar tierras salmantinas y dirigirme para el norte de nuevo, me toca hacer la preinscripción para el período de investigación. El proceso es el siguiente: uno elige un profesor de la USAL (en mi caso, Luciano Espinosa) y un tema para la tesina (en mi caso, el tratamiento de las pasiones en Spinoza) y se pone a trabajar. Los dos primeros pasos ya están dados, ahora queda el tercero.

26 mayo 2006

Necesitamos un nuevo sistema de ficheros

Tate, que cantidad de aparatos podemos conectar al aparato. Pena que nadie parece haber pensado en que hace falta un sistema de ficheros para estos aparatos. Se recurrió a la chapuza de usar el ya muy roñoso FAT o FAT32. (Este es el formato que usan las tarjetas SD de las cámaras, las memorias USB,...). Al principio parecía perfecto, pero ahora que las memorias rondan ya los 8 Gigabytes, FAT32 ha demostrado su limitación (¡¡si hasta Microsoft la abandonó!!).

Es triste que los fabricantes no se hayan puesto de acuerdo en un formato (como hicieron con el UDF de los DVDs, o el ISO-6996 en los CD-ROMS (aunque ambos, intentos imperfectos).

Hoy me he encontrado con el tremendo dilema: ¿dejo mi iPod en formato HFS+ (que sólo se puede acceder desde OS X, Linux o BSD) o lo formateo al inadecuado FAT32 (pero que se puede acceder desde casi cualquier sistema operativo)? Ojalá se hubiese impuesto algun sistema de ficheros intermedio y no tener que usar el de algún sistema operativo (y que el disponible siempre sea el peor de todos).

Yo sugiero o bien el UFS (si se aclaran con algún standard) o el Ext2: porque son gratuitos, tienen código fuente sobre su implementación y no son excesivamente complejos.

23 mayo 2006

Uno de los iconos menos apropiados...

(en mi opinión) es el del iTunes:



Si tienen la tienda de iTunes y el iPod... ¿porque el icono parece el de un reproductor de CD? (Para compensar el Reproductor de DVD de Apple tiene un icono que parece un iPod).

20 mayo 2006

Flickr Gamma

Despues de que alguno se pusiera pesado con el exceso de beta que hay en la red... Flickr se ha pasado a Gamma... De momento, no me está convenciendo demasiado el cambio. De lo poco positivo: eliminar links y opciones del lado derecho de la pantalla, así que ahora la ventana de entrada a un usuario permite más fotos. Los menús deplegables... me parecen muy demodés. Pero tienen como pequeña ventaja que dejan más espacio libre en la pantalla. La búsqueda, que ahora por defecto tambien incluye comentarios y títulos (aparte de tags) es una buena idea. Pero la manera de presentar los resultados.... me gustaba más antes.

Además... ahora en las búsquedas por tags.... ya no hay clusters.... espera... si que hay clusters... aunque yo no me diese cuenta porque esperaba ver la palabra 'cluster':



Pues nada, que esa es la manera de acceder a los clusters de cada foto. Menos mal, porque lo de los clusters era una buena idea, ya que la gente tiende a repetir enormente los tags.

Ahh... y como regalo, han desaparecido mis fotos del año pasado. Yo pensé que era cosa de la nueva Gamma, pero en realidad no es que desaparecieran por eso, ni que estuvieran borradas. Es que yo no puedo ya ver todas mis fotos porque no soy un pro y ya tengo muchas más de 200 fotos (y subiendo).

Fallos de bulto en Skype

El premio de este año al programador muñón va para Skype: Yo entiendo que los programas se cuelguen, que no funcionen bien, pero que ya de comienzo se les olvide algo... Porque el Skype para Linux, en la casilla de introducir la clave, no permite carácteres no alfanuméricos. Y mi clave tenía un signo de exclamación (!). (Porque lo valgo y porque dicen que es recomendable para una clave segura). Lo curioso del caso es que mi clave se puede introducir en el Skype para Windows y el Skype para OSX. Pero no, los que programaron el Linunx quisieron ser especiales...

13 mayo 2006

SuSE 10.1 y un quisquilloso

Hoy he actualizado la SuSE 10.1 (cagon los nombres con combinaciones de mayúsculas y minúsculas). La actualización (como no podía ser menos) ha sido sencilla, rápida y sin problemas.

Y ya que ha habido una nueva versión... pues he recorrido un poco el escritorio para ver si detectaba cambios... que lo cierto es que no he visto muchos. Pero me reafirmado en una idea:

Por mucho que lo aparente, el escritorio de KDE no es tan bonito como presume. Los 3 o 4 temas estándard que vienen, no son gran cosa. O al menos no me parecen gran cosa. Konkeror es un buen programa, pero sus menús super complejos (el de "Copy to" y "Move to" son eternos), y las multiples solapas me parecen un coñazo. (Y de momento no he visto que se puedan desactivar estas opciones).

Pero la peor sorpresa es cuando se me ha dado por probar algunos de los 'Applets' que se pueden poner en la barra de tareas. Que feos son... Funcionan, claro, pero más que hacer la barra más espectácular, son un incordio...

Bueno, opinión personal... que otro contraataque con sus alabanzas al arte KDE.

13 Gb en /tmp

Mientras jugueteaba con el ordenador de corvo el sistema se empezó a comportar de manera rara: la causa... el sistema de ficheros raiz (/) estaba lleno. Una pequeña putada... Muchas aplicaciones dejaban de funcionar porque no había espacio en /tmp, pero al mismo tiempo tampoco fallaban con mensajes claros.

Una breve revision espacio libre ayuda mucho:
df

A falta de investigar más a fondo, solo hizo falta hacer un du para descubir que el directorio /tmp acumulaba ¡13 Gigas de ficheros antiguos!

Culpa de SUSE, que en la versión 10.0 (y a lo mejor en otras) no tiene configurado el sistema para que borre ficheros temporales innecesarios. De todas formas no es complicado (aunque si no he visto documentado en ningún sitio) el conseguir que el sistema operativo automáticamente vaya limpiando los directorios temporales.

El fichero donde se regula esto es (el nombre nunca lo diría): /etc/sysconfig/cron (al menos en SuSE 10).

Solo hace falta definir un número de días de antiguedad (el 0 que viene por defecto es no borrar nunca ficheros):
#
MAX_DAYS_IN_TMP="15"


Los directorios a borrar se definen en otra variable (por defecto ya mira el /tmp):
#
TMP_DIRS_TO_CLEAR="/tmp"


Pero bueno, esto no deja de ser bastante obvio. Esto se utiliza para una tarea de cron diaria que intentará borrar los ficheros. Pero dentro del mismo fichero hay una opción para hacer una limpieza más radical y más segura (porque el momento en que se borran, no hay ninguna tarea usando estos ficheros):
#
CLEAR_TMP_DIRS_AT_BOOTUP="yes"


Bueno, con esta opción activa, cada día que se arranque el ordenador, habrá un /tmp limpio y nuevo. Un poco exagerado, pero una buena manera de tener seguro que el /tmp no se limpia, y que acabe llenando tu disco duro.

Otra más sobre el Google

Una vez más, el Economist escribe un artículo sobre Google. Imagino que las semanas que no tienen nada mejor de lo que escribir, recurren al siempre de moda tema de Google.

Sea como sea, y aún por falta de novedad y originalidad, merece la pena leerlo. Cualquiera de las anecdotas que mencionan las he leido varias veces (y aún así no llego a estar convencido que no sean leyendas), y ninguna de las informaciones es novedad, al menos para cualquiera que siga Digg, Slashdot o algún otro blog.. Pero el artículo esta estupendamente escrito (como casi todos los del Economist), y con bastante mala baba.

Comienza con anecdotitas que encantan a los 'nerds', para luego hablar de lo gordo y fuerte que es (el dinero que hace y el miedo que mete), pero conforme avanza el artículo comienza a mencionar numerosas debilidades... y para ser aún más hiriente, compara a Google con Microsoft...

¿Que pasará con Google en el futuro? La decisión está en el aire... (Como le encantan a las revistas de economía Google.)

07 mayo 2006

¿Simple English Wikipedia?

¿Alguien se había fijado en que existía? Los de Wikipedia no paran. Además de la versión inglesa, hay una versión simple, en sus propias palabras: "so people who speak little English may easily read them".

No me parece mala idea de todo... es buena para acercar la Wikipedia a más usuarios, y para permitir a más gente colaborar (no hace falta escribir un inglés avanzado para poder incluir información).

Que mejor que un ejemplo prácticol. Por ejemplo....

inflation:
«When economists talk about inflation they mean that the level of the prices will go up. A loaf of bread will be more expensive than it was before. This is also true for the jug of water, and for getting a haircut at the hairdresser's. People in economics call those kinds of things goods and services. A loaf of bread is a good, getting a haircut is a service. So inflation means that more money will need to be paid for the same goods and services. Inflation is measured each ear, and the inflation rate is one of the most important indicators. A high inflation means trouble. If inflation goes the other way (you get more bread for your money), it is called deflation.There are many other variation in inflation just like hyperinflation and stagflation.»

¿ Claro o no claro ?

Otro ejemplo que me ha convencido bastante es el de la leaning Tower of Pisa
«The Leaning Tower of Pisa is a building in Pisa, Italy. It is a bell tower. The Tower is famous because it leans to one side.
The height of the tower is 55 metres from the ground. Its weight is about 14,500 tonnes. It currently leans for about 5.5 degrees. The tower has 294 steps.
After the third floor was built in 1178, the tower acquired a lean, due to a mere three-meter foundation in weak, unstable subsoil. The design of this tower was flawed from the beginning. Construction was halted for almost 100 years because the Pisans were almost continually engaged in battles with Genoa, Lucca, and Florence. This allowed for the underlying soil to settle, otherwise the tower would almost certainly have toppled. In 1198 some clocks were temporarily installed on the unfinished construction»


Conciso, sencillo, pero comentando suficiente.

Nunca llueve a gusto de todos

Mira tú, voy a hacer un comentario sobre mi serie favorita: House. Bueno, en realidad... la única serie que veo con cierto interés, y que he intentado seguir con asiduidad sus capítulos.

Pues resulta que acabo de leer cotilleos sobre la serie: el actor de House (Hugh Laurie) lo pasa muy mal con la serie. La noticia es en sí extraña y curiosa: un comentario sobre una serie americana, sección televisión, y fechada desde Lisboa. Claro, como que en realidad se trata de la transcripción de un entrevista que apareceó en Jornal de Noticias. ¡¡ Que fascinante é que esforzada é a vida do periodista!!

El contenido del artículo es interesante, aunque no tanto como su rocambolesco origen. Nos podemos enterar de que Hugh Laurie come espaguetis todos los días, y que lo pasa muy mal grabando la serie (tendrá que protestar a su enlace sindical). Que ha probado el Vicodin (los habituales de la serie sabrán que es) y no le gustaría tomarlo. Por cierto, nota para el periodista: la película que estaba grabando en África era El Vuelo del Phoenix (solo por completar los datos).

05 mayo 2006

San Pedro de Atacama vs. San Pedro de Atacama

¿Que mejor manera de satisfacer la curiosidad que visitar la Wikipedia? Aunque es curioso ver lo diferentes que son en contenido la página en español de San Pedro de Atacama, y la versión en inglés sobre San Pedro de Atacama. Verguenza les podía dar a los Chilenos de no esforzarse un poco más en la versión en castellano.

Lo interesante es saber que San Pedro de Atacama cuenta con una población de indios mutantes resistentes al arsénico. Y casi cualquier cosa sobre el desierto de Atacama.

04 mayo 2006

OpenDocument ya es una norma ISO

El pasado 1 de Mayo de 2006, se ha aprobado por la ISO un nuevo estándar, el ISO/IEC 26300. Esta nueva norma se refiere a los documentos ofimáticos (documentos de texto, hojas de cálculo, presentaciones, diagramas, plantillas y bases de datos). La adopción de este estándar supone un gran avance para que la sociedad de la información sea más justa. Y no hablo de justicia a nivel moral, sino de un ámbito práctico.

Les propongo tres ejemplos reales para comprender alguna de las ventajas que este estándar introduce en el día a día de los usuarios, sin entrar en asuntos técnicos, legales y morales donde también habría que señalar muchas cosas interesantes.


Cuando salió el Word 97, Microsoft cambió el formato con el que se archivaban los documentos de texto. Esto supuso que muchos usuarios, tras actualizar su software se viesen incapacitados para acceder a todos sus trabajos realizados en anteriores versiones del programa.

Un formato estandarizado como OpenDocument - ISO/IEC 26300, nos protege, a los usuarios, de esta situación. Las especificaciones de cómo se manejan los archivos están controladas por un organismo internacional independiente. Todas sus modificaciones se han de realizar de forma transparente, garantizando que no se produzcan incompatibilidades con versiones anteriores.

Este mismo problema sucedería con las opciones de cifrado y blindaje de la información que nos ofrecen muchos programas actualmente programas. Cuando acudimos a los sistemas de protección de datos en formatos de archivo cuyas especificaciones las controla una empresa, con la desaparición de la misma podemos perder también toda nuestra información cifrada. Con un formato estándar, como OpenDocument, siempre podremos recuperar la información si conocemos la contraseña o poseemos la firma digital apropiada.


El escándalo producido por la rotura de la retro-compatibilidad del Word 97, hizo que la empresa responsable introdujese el soporte para formatos antiguos en las revisiones posteriores del producto. Pero, ¿qué habría pasado si la empresa hubiera desaparecido o no aceptara su responsabilidad? Todos los textos creados con versiones anteriores seguirían siendo inaccesibles desde los nuevos productos y sería necesario recurrir a versiones abandonadas del programa, algo que no resulta seguro por la falta de soporte.

Cuando un formato ha sido estandarizado, en especial cuando se convierte en una norma ISO, toda la información necesaria para acceder a los contenidos que se guardan en él es de dominio público. Siempre estará a nuestra disposición la información necesaria para poder seguir accediendo a ellos, más allá de intereses económicos o privados, ya que no se trata de un 'secreto empresarial'.

(Hoy por hoy, en las bibliotecas y archivos electrónicos, ya se recurre a un formato ISO para digitalizar textos, el ISO-19005, un juego concreto de especificaciones del PotableDocumentFormat o PDF).


Todos hemos recibido algún documento al que no hemos podido acceder porque no tenemos la aplicación necesaria. Esto se debe a la variedad de productos que existen en el mercado. En el caso de la ofimática, tenemos muchos programas que, aún teniendo las mismas funcionalidades (MS-Office, WordPerfect Suite, WorkPlace, StarOffce, Koffice, OpenOffice.org, MS-Works...) usan formatos incompatibles entre sí para guardar la información que manejamos con ellos. De esta manera nos vemos obligados a escoger el mismo programa que usan nuestros colaboradores aunque no resulte óptimo para nuestro trabajo o a recurrir a formatos estándarizados como el PDF, con las limitaciones que introduce en el desarrollo de un trabajo colaborativo. Al mismo tiempo nos volvemos dependendientes de un software concreto para realizar nuestro trabajo limitando las posibilidades de trabajo en terminales públicas.

La adopción/soporte de OpenDocument por todos los desarrolladores de programas ofimáticos, nos permitirá utilizar el programa que mejor se adapte a nuestras necesidades sin que ello implique ningún perjuicio a nuestros trabajos colaborativos ni nos limite para compartir información.

Al mismo tiempo, se romperá el círculo vicioso en el que se veía envuelto el usuario que apostaba por una gama de productos determinada. El uso de formatos no estándar, permite a las empresas desarrolladoras minimizar sus esfuerzos en la mejora del producto; el usuario no los puede abandonar sin perder todo su trabajo anterior. Cuando nuestra trabajo lo guardamos en archivos con un formato estándar, rompemos nuestra dependencia en un formato privado. Los desarrolladores se ven obligados a ofrecer productos de calidad contrastada para conservar sus usuarios.


Podría introducir más ejemplo, pero pienso que estos tres son lo suficientemente importantes para hacer evidente el interés que supone el uso de un formato abierto. Todos debemos alegrarnos de que se haya introducido esta nueva norma que beneficia tanto a los usuarios como las empresas. Su implantación revitalizará el mercado informático al mismo tiempo que protege nuestra cultura y nuestra información. Pero su simple aprobación no basta. Una vez establecido un estándar, es necesario normalizarlo; de nada sirve la estandarización si no la aprovechamos.

Su implantación no va a ser inmediata; los fabricantes de software son reticentes porque les obliga a mejorar sus productos con la recuperación de una libre competencia a cuya falta se habían habituado. Todavía no es un formato soportado por la mayoría de los programas, ya que muchos han esperado a la aprobación del formato por la ISO para comenzar a plantearse el adoptarla o no.

Algunas compañías apuestan hacia la pasividad de los usuarios, ya sea por falta de información o de interés, para que la transición a este nueva realidad en la sociedad de la información sea lo más lenta posible. En especial, las que, con un buen posicionamiento en el mercado, sacan más beneficios del sistema de negocio actual. Empresas cuyo interés es que no se introduzca un formato para los documentos que no puedan controlar ya que saben que es la mejor cadena para tener atados a sus usuarios. Pero el formato OpenDocument ya está siendo adoptado por gobiernos y universidades, su imposición parece inevitable.

No os quiero recomendar ningún producto Ofimático en concreto como está
haciendo mucha gente, porque para mí, lo importante, no es que se use uno u otro. Lo que os pido es que seáis conscientes de la situación y actuéis de forma consecuente.

Cuando llegaron los CD-ROM, se implantó un estándar ISO para su lectura, el ISO 9660, un gran beneficio para los usuarios que podían acceder a los datos grabados en un cederrón desde cualquier dispositivo. Con el video doméstico y sus múltiples formatos (VHS, Beta, Video2000...) había pasado todo lo contrario; mientras un formato se popularizaba, los otros llevaban a sus usuarios hacia un gueto cada vez más aislado. Debemos evitar vernos envueltos en una nueva batalla empresarial en la que no tenemos nada que ganar.

Lo que les propongo, es que se informen sobre los productos ofimáticos que usan habitualmente. Comprueben que van a dar soporte a este nuevo estándar, y, de no hacerlo, que lo pidan porque están en su derecho. Muestren su interés por ello, una pequeña nota en un correo electrónico a los servicios de atención del cliente del desarrollador del programas puede ser suficiente para que la implantación de estos estándares sea lo más rápida y menos molesta posible.

Y si temen que no se les escuche, no se olviden de que pueden recurrir a la mejor manera que hay para que las empresas les tengan en cuenta, que es acudiendo a otros productos que sí se adapten a sus necesidades. Lo que se suele llamar consumo responsable.


El producto ofimático que uso, me permite acceder a documentos de
prácticamente todas las Suites Ofimáticas del mercado. No es un problema que me afecte directamente, porque me he esforzado en aprender a sobrevivir dentro de la selva de la informática. Pero es un pequeño paso, al alcance de cualquiera, para mejorar el acceso a la sociedad de la información de todos.