23 noviembre 2004

Google nos ha fichado

Resulta curioso descubrir que si uno href="http://www.google.com/search?q=rabadilla&sourceid=fire-
fox&start=0&start=0&ie=utf-8&oe=utf-8">busca
’rabadilla’ en
el omnipresente google, lo que se encuentra en primer lugar
es este... ¿lugar?¿web?¿weblog?.. mejor
no intentarlo.


Lo que me pregunto es qué clase de
responsabilidades supone esto... ¿Debería
afectar a los contenidos? Es que de principio, los que
busquen rabadilla en el google, lo harán buscando
alguna receta de cocina seguro... y me hace sen- tirme mal
lo de decepcionarlos. Podría ser interesante poner un
adsense de esos dirigido a web sobre cocina, ¿no? A
lo mejor ganábamos para unas cañas con las que
celebrar los aniversarios de Rabadilla!. Eso sí,
primero tendríamos que mirar a ver cuándo cae
el aniversario ese...


3 comentarios:

Anónimo dijo...

YosWinK:

Yo creo que deberíais dejar de escribir sobre estas tonterías de la informática, que al fin y al cabo, somos demasiados y aprovechar la posición para dedicaros a ganar pasta con la cocina, en plan Arguiñano: con recetas, canciones, perejil, un horno de 3000 euritos, chascarrillos, sin fregar un plato en la vida, echandole 40 cucharadas de aceite a las cosas ... la buena vida.
Aprovecha ahora que luego será tarde.

Un saludo :)

P.D: lo siento pero no me ha dao la gana registrarme en blogger para escribir un comentario.

xmanoel dijo...

Aceite Ojiblanca, y hornos Fagor... ¡¡ Que si no dices los nombres de las marcas nos quedamos sin dinero !!

:D

Muy bueno el consejo. A ver si se da por enterado el Fromooze, que es el que cocina todos los días.

Pero no creo que el ordenador le deje tiempo.

};)

iago dijo...

Cierto es, que podría poner de vez en cuando alguna de mis maravillosas recetas. :D

Aunque de todas formas os aviso que si no soy yo el que las cocina, no es lo mismo... o vamos, eso me dicen todos los que lo intentan: "que no le salen igual" En su momento pensaba que mis manos daban un toque especial a los alimentos que manipulaban, porque no veía otra explicación; pero claro, luego me dí cuenta de que cocino con guantes y todo sabe igual. Ees una mierda, pero tengo las manos muy sensibles a cosas como tomates, patatas, detergentes con lo que si no tiro de guantes luego sufro las consecuencias; y tras dos o tres años he acabado entrando por el aro y me pongo guantes nada más entrar en la cocina.

Jopes, esto ya se está convirtiendo en un auténtico blog con entradas sobre mi vida y cosas así... dentro de poco os hablaré sobre mis problemas musculares...