28 enero 2005

Saboteando el campo.

El otro día oí tambores. Tal vez, jembés o vaya usted a saber que otra exótica palabra referida al tambor de detergente de toda la vida, sí ese que todos aporreábamos sin carisma suficiente como para parecernos a ScotT "RocK-ActioN" AshentoN. Todo parece indicar que ya se prepara la temporada primaveral. Otra vez, podremos disfrutar de aquello que se decía en las fiestas: "Lo que la natura no da, Salmanca no lo prestat"; curiosos fenómenos de los ambientes universitarios estos de retomar con psicotrópicos los clásicos. Poesía lisérgica creo que le llaman, y mejor dejarlo así antes de crear enemistad con los que ven más allá de lo que nosotros, que no sé si oiran mucho, porque parece que los tambores no los oyen.


Me temo que este año la 'Operación Primavera' se esté preparando ya. No les llega con jodernos el apacible verde acementado, sino que en medio de la cuesta estudiantil del Febrero Loco, ya nos recuerdan, que otra vez, los tendremos que aguantar. Con la primavera bien entrada, allá por Mayo, cuando hace la calor, cuando los enamorados retozan en el campo y los de los tambores nos callan el sol; todos volveremos a ser felices. Unos porque sacarán sus gastadas pintas, otros porque seguiremos siendo los mismos huraños, encerrados en sí, carentes de amistades y de ganas de darle a lata, o tambor, según se mire. Todos cambiaremos de cara y de papel cuando la primavera opere quitándonos los gordos anoraks.


Soy poco sociable, eso nadie lo ha dudado. Lo desgraciado es que la gente me sigue hablando. Será que al final del cuento, los que no tenemos vida pública resultamos interesantes porque a lo mejor tenemos algo que contar. ¿Y qué contar? Que mejor sólo que sobre-acompañado.



Nota del Profeta: Si para los nombre propios se usa la mayúscula para resaltarlos, ¿qué nos queda para los nombres concretos?

2 comentarios:

xmanoel dijo...

Los alemanes han resuleto este último dilema:

Según la ortografía oficial alemana, todos los nombres (propios y no propios) se ponen en mayúscula.

¿Te parece adecuado o por contra exagerado?

Reset Reboot dijo...

Creo que el efecto ligado a la primavera (o Primavera, según guste el lector) muestra el mismo efecto que las estaciones en estos días de cambio climático y demás variantes del calentamiento global... el verano aparece antes de tiempo o alguna estación se parece demasiado a otra (normalmente la siguiente). Debe ser eso, por lo que ya oyes tambores, este año se adelanta la primavera.